📝 Métodos

Métodos de E-A


Conceptualización

Método

Camino que nos permite ordenar la acción didáctica hacia un fin.

Método de enseñanza:

Medio que utiliza la didáctica para orientar el proceso e-a

Método didáctico:

Conjunto lógico y unitario de los procedimientos didácticos que tienden a dirigir el aprendizaje, incluyendo en él desde la presentación y elaboración de la materia hasta la verificación y competente rectificación del aprendizaje.

Principios del método didáctico

  1. Principio de ordenación: por lo que todo método supone la disposición ordenada de todos sus elementos, en progresión bien calculada, para que el aprendizaje sea eficaz.
  2. Principio de orientación: todo método proporciona a los alumnos una orientación definida para que aprendan de un modo seguro.
  3. Principio de finalidad: que hace que el método didáctico sólo sea válido y significativo cuando apunte a los objetivos que los alumnos deben alcanzar.
  4. Principio de adecuación: todo método didáctico debe adecuar los datos de la materia a la capacidad de los alumnos.
  5. Principio de la economía: todo método didáctico procura cumplir sus objetivos del modo mas rápido, fácil y económico en tiempo, materiales y esfuerzos, sin perjuicio de la calidad de la enseñanza.

La función del docente y los procesos de su formación y desarrollo profesional deben considerarse en relación con los diferentes modos de concebir la práctica educativa.

Según Jean Pierre hay tres modelos predominantes de enseñanza, pero para identificar un modelo de enseñanza necesitamos conocer sus características y podemos hacerlo respondiendo a tres preguntas:

¿Qué enseñar? (enfoque)

¿Cómo enseñar? (metodología)

¿Qué y cómo evaluar? (evaluación)

Modelos de enseñanza


Modelo Transmisivo

  • La inteligencia es vacío que se llena por acumulación de conocimientos.
  • Fomenta la pasividad del alumno.
  •  Transmisión de conocimientos de quien sabe a quien no sabe. 
  • No considera elementos fundamentales del proceso de aprendizaje, como el contexto, los aspectos emocionales (como la motivación del que aprende), los conocimientos previos y las experiencias de que dispone el aprendiz, la atención que presta, la relevancia de los conocimientos en cuestión, etc 
  • No acepta una confrontación con lo que ocurre fuera de ella, permanece al margen del debate, de la investigación.
  • El libro de texto constituye la recopilación de todas las certezas. Centrado excesivamente en los conocimientos que el alumnado tiene que aprender memorísticamente en muchos casos. 
  • El profesor es el guardián de la verdad y de todo lo que merece ser aprendido (magistrocentrismo). Es el principal protagonista de la acción educativa: él es el que enseña, de él se aprende, él marca el ritmo y el desarrollo del programa. 
  • Materiales didácticos elaborados por instancias y “especialistas” ajenos al aula. El libro de texto. 
  • La evaluación es entendida como medición del alumnado. Se trata de medir el nivel de conocimiento almacenado en el recipiente inicialmente vacío. 
  • No respeta la diversidad del alumnado. Parte de que los alumnos no saben, y se encuentran todos en igual situación inicial; a todos se ofrecen las mismas oportunidades de aprendizaje, ya que la propuesta del profesor es igual para todos.

Modelo Constructivo

  • La inteligencia del alumno no es un recipiente vacío. El alumnado ya sabe y va a la escuela para reflexionar sobre sus conocimientos, organizarlos, profundizarlos, enriquecerlos y desarrollarlos en el grupo. 
  • Potencia la actividad/protagonismo de los alumnos/as. 
  • Reconoce y respeta la diversidad. Cada alumno/a tiene un particular estilo de aprendizaje, que puede ser ligera o totalmente distinto del de sus pares. Es importante brindar un enfoque sensorial múltiple del aprendizaje. 
  • Promueve el estudio y el aprendizaje de lo cercano al alumno/a (sentimientos, vivencias, ...) 
  • Potencia el trabajo en grupo. 
  • Reconoce y alienta la provisionalidad del conocimiento. 
  • Promueve el aprendizaje por investigación o descubrimiento. La evaluación abarca todo el proceso de enseñanza-aprendizaje y a todos los implicados. 
  • El trabajo colectivo del equipo de profesores cobra relieve frente a individualismos. 
  • Cobran relieve las estructuras de los conocimientos y sus relaciones entre sí. 
  • El profesor es más un guía, un facilitador o un orientador del aprendizaje, que como un transmisor, que busca asegurar unas condiciones óptimas para que los alumnos desplieguen sus potencialidades y capacidades. 

Modelo Constructivo (papel del docente)

Debe planificar, revisar y evaluar. Al trabajo en clase habrá que añadir:

  • El diseño de la enseñanza. 
  • La preparación de los materiales didácticos. 
  • La investigación de las condiciones de su alumnado y del entorno del centro. 
  • La investigación de su propia enseñanza. 
  • Ya no finge ser el que lo sabe todo si no que garantiza el método para buscar la verdad. 

Para mediar en el aprendizaje, el profesor: 

  • Ha de tener claro el cómo aprendemos. 
  • Ha de identificar las capacidades, destrezas y habilidades con las que aprende el alumnado 
  • Ha de elegir y seleccionar los contenidos. 
  • Ha de elegir los métodos adecuados en el marco del aprender a aprender. 

Metodología


Principios metodológicos

  1. Flexibilidad o pluralismo metodológico. 
  2. Conocer al alumno cognitiva y curricularmente. 
  3. Crear en el aula un clima acogedor, de aceptación y cooperación. 
  4. Promover la construcción de aprendizajes significativos. 
  5. Posibilitar que el alumno atribuya sentido al aprendizaje y se implique 
  6. Enfatizar la interacción: profesor-alumno y alumno-alumnos. 
  7. Individualización y tratamiento de la diversidad. 
  8. Promover una intensa actividad en el alumno. 
  9. Potenciar la participación del alumno en la enseñanza, su autonomía en el aprendizaje y el uso de estrategias de metacognición.

Flexibilidad o Pluralismo metodológico.

  • Aunque los documentos legislativos recogen los principios básicos de intervención educativa, en un currículo abierto los métodos de enseñanza son en amplia medida responsabilidad del profesorado.
  • Las Administraciones educativas no prescriben una metodología determinada.
    Consideran que es posible y deseable que cada centro tome las decisiones metodológicas que considere adecuadas, en función de las peculiaridades del contexto educativo, el tipo de alumnado y las opciones metodológicas de su profesorado.
  • Los equipos docentes han de reflexionar sobre las decisiones relativas al cómo enseñar, para consensuar, definir y asumir coordinadamente un conjunto de propuestas metodológicas para la etapa, que eviten enfoques contradictorios. La discusión teórica tiene que abocar en acuerdos concretos que deben figurar en las programaciones didácticas.

El currículo oficial ofrece un amplio marco sobre el cual el profesorado ha de tomar las decisiones metodológicas.

Está determinado por cuatro ejes esenciales:

1) El qué enseñar: objetivos y contenidos educativos.

Los objetivos y contenidos de la educación escolar restringen relativamente la libertad metodológica de los centros, al señalar la dirección hacia la cual debe encaminarse la intervención educativa en los mismos.

2) El cómo aprenden los alumnos.

Por imitación: Ofrecer modelos a imitar
Por transmisión-recepción-acumulación: Facilitar información organizada
Por descubrimiento autónomo: Ofrecer actividades de exploración sin estructurar
Por descubrimiento guiado:  Facilitar tareas relativamente dirigidas
El MECD alerta sobre las limitaciones del aprendizaje por recepción, y contrapone a éste un aprendizaje por construcción.

La actividad constructiva del alumno es el factor decisivo en la realización de los aprendizajes escolares.
Es el alumno quien en último término modifica y reelabora sus esquemas de conocimiento, construyendo su propio aprendizaje.

En este proceso el profesor actúa como guía y mediador.

3) La manera de organizar los contenidos.

Conlleva la utilización de un tipo u otro de propuesta metodológica, ya se centren éstas en las disciplinas (áreas), en planteamientos interdisciplinares o en propuestas globalizadas (centros de interés, proyectos, investigación sobre el medio, etc.).
Para el M.E.C.d, la organización de los contenidos en las etapas de educación infantil (ojo)

4) La atención a la diversidad.

Una de las primeras medidas con los alumnos con dificultades debe afectar a la metodología y la evaluación (elementos no prescriptivos del currículo).

Conocer al alumno cognitiva y curricularmente.

Nivel de competencia cognitiva. 

  • "capacidad" o "madurez" para realizar un aprendizaje. 
  • Depende de la etapa o estadio de desarrollo en el que se encuentra el aprendiz.
  • Modula sus posibilidades de razonamiento y aprendizaje.
  • A nivel cognitivo, el profesor ha de tener un conocimiento de las características psicológicas generales de la etapa del desarrollo evolutivo en la que se encuentra el alumno. 

A este conocimiento estándar se le sumarán otros dos conocimientos: 

  • El conocimiento de las principales variables cognitivas (inteligencia, memoria, etc.) y de personalidad, generalmente a través del informe psicológico del alumno, elaborado al inicio de etapa/ciclo. 
  • El conocimiento personal de cada alumno. 

Nivel de competencia curricular

  • El profesor ha de conocer el nivel curricular del alumno: conocimientos previos y desarrollo de estrategias de aprendizaje, mediante las oportunas pruebas de diagnóstico curricular, aplicadas al inicio del ciclo o curso.
  • Pueden utilizarse los criterios de evaluación como referente para comprobar el nivel de aprendizaje para realizar un diagnóstico inicial al objeto de organizar los aprendizajes posteriores.

Posibilitar que el alumno atribuya sentido al aprendizaje y se implique.

Una crítica que suele dirigirse a la noción de aprendizaje significativo es su referencia casi exclusiva a los aspectos cognitivos, que dejan en un segundo plano las dimensiones más afectivas.

Promover la construcción de aprendizajes significativos.

La estructura cognitiva del alumno es un conjunto de esquemas o conjuntos organizados de conocimiento almacenados en la memoria, que se construyen y se re-construyen (se modifican, se enriquecen, se diferencian) progresivamente. 

El problema de fondo de cómo enseñar reside en crear las condiciones de aprendizaje para que los esquemas de conocimiento evolucionen. 

Para que se efectúe un aprendizaje, primero se ha de producir un estado cognitivo de desequilibrio/desajuste/conflicto, que suponga la ruptura del equilibrio inicial de los esquemas de conocimiento. ¿Cómo conseguirlo?: 

Mediante la confrontación de puntos de vista divergentes: entre los esquemas iniciales del alumno y la nueva situación de aprendizaje o entre esquemas presentados alternativamente (conflicto cognitivo),o entre los esquemas de diferentes alumnos a propósito de la misma situación o las repercusiones del trabajo cooperativo sobre los esquemas de los participantes (conflicto socio-cognitivo). 

Mediante el aprovechamiento pedagógico de los errores. 

Observando los resultados de la actividad propia como punto de partida para tomar conciencia de la necesidad de modificar los esquemas. 

Enfatizar la interacción profesor - alumno / alumno - alumnos

  1. El profesor se convierte en mediador en el proceso de e-a, entre las experiencias educativas que ofrece a los alumnos y su proceso de construcción mental. 
  2. Facilita experiencias que sean ricas, relevantes, significativas. 
  3. Su ayuda ha de ser lo más ajustada posible a las características y necesidades de cada alumno, para lograr que se vuelva cada vez más autónomo y capaz de aprender por su cuenta. 
  4. El profesor debe intervenir precisamente en aquellas actividades que un alumno todavía no es capaz de realizar por sí mismo, pero que puede llegar a solucionar si recibe la ayuda conveniente. 
  5. Cuando un alumno interactúa con otro para enseñarle algo (actuando como cotutor) que no ha entendido se ve obligado a organizar sus ideas de manera que toma conciencia de que realmente lo sabe o se da cuenta de sus posibles errores y lagunas. 
  6. Esta interacción alumno-alumno favorece tanto a quien "aprende" como a quien "enseña".

Individualización y tratamiento de la diversidad.

  1. El proceso de aprendizaje no es idéntico para todos los alumnos. 
  2. Resulta imprescindible plantearse niveles de ayuda al alumno que supongan desde el grado máximo al a no intervención. 
  3. Debemos procurar que las tareas propuestas hagan posible que los alumnos se enganchen a ellas desde diversos niveles de aprendizaje. 
  4. La individualización del tipo de ayuda supondrá en algunos casos la estructuración y organización de la tarea encomendada de forma más abierta o más pautada, y en otros la oferta de variedad de materiales curriculares. 

Promover una intensa actividad en el alumno.

  1. Para la consecución de aprendizajes significativos es preciso que el alumno realice una intensa actividad mental, en la que se establezcan ricas relaciones entre el nuevo contenido y los esquemas de conocimiento ya existentes. 
  2. Si todo aprendizaje significativo implica una reconstrucción cognitiva, no puede ser otro que el propio alumno quien haga esa reconstrucción. El profesor no le puede sustituir.

Crear en el aula un clima acogedor, de aceptación y cooperación.

El profesor tiene que promover un clima acogedor y tranquilo, para que surja una comunicación natural. 

Potenciar la participación del alumno en la enseñanza, su autonomía en el aprendizaje y el uso de estrategias de metacognición.

  1. A medida que el alumno se va haciendo más seguro, más independiente, en consecuencia, más autónomo, la intervención educativa, que tiene como una de sus finalidades fundamentales lograr la autonomía intelectual, moral y social del alumno, habrá de dar mayores cotas de información y participación a los alumnos, a fin de que sepan cual es el proceso y sientan que pueden participar en él. 
  2. Conviene no dar hecho aquello que el alumno puede construir por sí mismo. 
  3. El profesor ha de mantener un equilibrio entre tener todo bien estructurado y programado (programación rígida/cerrada) y una programación flexible/abierta.
  4. Es recomendable que las programaciones sean flexibles, pensando que el grupo de alumnos va a plantear demandas no contempladas a priori, que exigirán ajustes y modificaciones no previstas inicialmente. 
  5. El profesor puede aprender a definir tareas en las que todos se sientan a gusto: observando a los alumnos, escuchando sus propuestas, atendiendo sus interrogantes y curiosidades, acordando entre todos formas de organización proponiendo una organización flexible que haga a cada alumno partícipe de su proceso de aprendizaje. 
  6. Conviene habituar a los alumnos a planificar su actividad de manera sistemática.
  7. Antes de ponerse a realizar una actividad es necesario que se secuencien los pasos que, en principio, se deben seguir para su ejecución 
  8. La revisión que el propio alumno hace de su plan de trabajo le ayuda a ir controlando el trabajo realizado y el que le queda por hacer. 
  9. De este modo, va siendo cada vez más capaz de planificar sus actividades y de ajustar los tiempos de las tareas que realiza individualmente.
  10. El alumno ha de contar con la suficiente información sobre el proceso de aprendizaje en el que está inmerso: objetivos a cubrir y el qué, por qué y para qué de las actividades. 
  11. Desde este conocimiento podrá encauzar su plan de trabajo e identificar sus progresos y dificultades. 
  12. Desarrollo sistemático de las habilidades de "aprender a aprender" (= planificación y regulación de la propia actividad de aprendizaje) y reflexión sobre el propio pensamiento y la propia acción (metacognición).